Debate y aplicaciones móviles de calidad del aire en el 2º taller ESAIRE

El 18 de febrero (2016) organizamos desde el CREAL, en Barcelona, un taller participativo sobre cómo presentar datos de calidad del aire al público general en Internet y aplicaciones móviles. El taller estaba abierto al público general y a investigadores.

Taller ESAIRE: cómo informar sobre la calidad del aire. En CREAL, Barcelona, 18 de febrero, 2016.

Taller ESAIRE: cómo informar sobre la calidad del aire. En CREAL, Barcelona, 18 de febrero, 2016.

Cuando se muestra información sobre calidad del aire en Internet y en aplicaciones móviles, a menudo se genera confusión con los límites recomendados por la Unión Europea o por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, se suele presentar un índice de calidad del aire, pero no sabemos qué contaminantes se están incluyendo en este índice y cómo los niveles de cada contaminante afectan al índice global.

David Rojas, CREAL, nos explicó las diferencias entre los límites legales de contaminación del aire de la Comisión Europea (CE) y los límites recomendados por la OMS. Éstos últimos son más estrictos y hay menos municipios que cumplen con ellos.

Captura de pantalla de Aire.cat

Captura de pantalla de Aire.cat

Eva Pérez Gabucio, Generalitat, nos enseñó la aplicación móvil Aire.cat. Esta aplicación muestra los datos de las  estaciones de medición de la Red de Vigilancia y Previsión de la Calidad del Aire de Cataluña y utiliza tres colores para alertar sobre el nivel de contaminación. Basado en los límites legales de la Unión Europea, el índice aglomera los contaminantes: ozono (O3), dióxido de nitrógeno (NO2) y partículas de diámetro inferior a 10 micras (PM10). Cuando uno de ellos pasa del límite, el color de calidad del aire cambia.

María Teresa Pay, Barcelona Supercomputing Centre (BSC), nos mostró las visualizaciones del sistema CALIOPE de pronóstico de la calidad del aire, que dispone de una aplicación móvil. Este sistema también utiliza los datos de estaciones oficiales y los límites de referencia de la Unión Europea para ofrecer una previsión. Su índice de calidad del aire se divide en 5 colores o categorías. El índice incluye ozono (O3), dióxido de nitrógeno (NO2), dióxido de azufre (SO2) y partículas de diámetro inferior a 10 micras (PM10) e inferior a 2.5 micras (PM 2.5).

María García, Ecologistas en Acción, nos explicó el proyecto CAPTOR, que tiene como objetivo el desarrollo de una plataforma abierta de conciencia colectiva sobre la contaminación por ozono troposférico en zonas rurales. María compartió con nosotros las imágenes del prototipo para una aplicación móvil que utilizará los límites de la OMS como referencia.

Tania Martínez, CREAL, nos explicó brevemente el proyecto CITI-SENSE, que invita la participación ciudadana para evaluar la calidad del aire con sensores tanto estáticos como portátiles. También están recabando ideas para un prototipo de aplicación móvil donde podamos visualizar las medidas obtenidas por los sensores.

Sensor portátil del proyecto CITI-SENSE.

Sensor portátil del proyecto CITI-SENSE.

Como grupo, pusimos en común posibles objetivos para una aplicación móvil que muestre datos de calidad del aire al público. Por ejemplo, informar al ciudadano para que elija rutas más limpias, para que tome medidas de autoprotección de su salud, para concienciarle y que no coja el coche, etc.

Luego debatimos si era más conveniente utilizar los límites legales de la Unión Europea o los de la OMS. Una de las conclusiones a las que llegamos es que al menos se debería explicar esta diferencia. Este taller es un primer paso del proyecto ESAIRE en la búsqueda de soluciones para presentar datos de calidad del aire al público general y los resultados finales se publicarán en una revista científica.

En este taller también contamos con la participación de Sergi Lopez-Grado i Padreny y otros miembros de la Plataforma per la Qualitat de l’Aire, con representantes de la Agencia de Salud Pública de Barcelona, con representantes del Ayuntamiento de Barcelona, con los líderes del proyecto Smart Citizen Kit del Fab Lab, con educadores y otros ciudadanos y ciudadanas interesados en la calidad del aire.

¡Gracias a todos por participar!